FRIO EN EL ALMA

 

 

 

 

 

Siento frío en el alma al pensar en la nada.
Me encuentro fracasado, con la ilusión perdida.
Ya se fue, irremisible, la alegría pasada.
Ya se acaba mi vida...

Ya terminó este sueño. Ya se cumplió el destino.
Y solo, ¡solo!, ¡¡solo!!, me toca hacerle frente
al espantoso trance de acabar el camino,
escarpado y doliente...

Ya solo me pregunto con horror infinito,
¿Qué habrá trás esa puerta que cerca se vislumbra?
¿Existirá un paraiso, como alguien ha descrito?
¿O solo habrá penumbra...?

No entiendo que me pasa, mas siento mucho miedo,
aguardando aterrado el fin de mi universo.
No hay dios que me conforte, pues perdí mi gran credo,
y me siento indefenso...

Me extremezco al pensar que jamás he existido.
Ya retorno a tu seno, tenebroso final.
Como dijo el poeta, la vida un sueño ha sido,
y nada fue real...

 

© Antonio Pardal Rivas

 Compartir 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER