LAMENTO

 

 

 

 

 

 

SONETO:

Paseme yo la vida con actas y ordenanzas,
expedientes, decretos, informes, reglamentos,
jurisprudencia, leyes, mandatos, documentos,
en los que se encerraban mis sueños y esperanzas.

Más fueron tantos años tratando con legajos,
que al cabo de algún tiempo tornose mi escritura,
seca, fría, cortante, carente de hermosura,
impregnada de aromas de aquellos feos trabajos.

En estos menesteres, el tiempo fue pasando,
y al fin llegué a encontrarme tranquilo y jubilado,
sin áridos quehaceres, en todo el largo día.

Y tonto, iluso, bobo, creí que iría olvidando
mi forma de escribir de aquel tiempo pasado,
llegando a componer la más bella poesía...

ESTRAMBOTE:

¡Que presunción la mía!, ¡Que error imperdonable,
olvidando el refrán, zapatero a tus zapatos!
Y aquí me encuentro triste, lloroso, inconsolable...
manchando mis cuartillas con feos garrapatos...

 


© Antonio Pardal Rivas

 Compartir 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER