FALSÍA

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuantas veces te dije que te quería?
¿Cuántas noches lloré, triste, en mi cama?
Ahora ya no te quiero, paloma mía,
pues sola tú apagaste aquella llama.

¿Por qué ahora me recuerdas el bello día
en que tú eras en todo, mi dulce ama,
y yo, loco, buscaba tu compañía?
¿Qué es lo que, silenciosa, tu mente trama?

¡Ya encontré otra mujer tierna y bonita,
que me ha robado el alma con su dulzura
y me da su cariño, de noche y día!

¡Ya olvidé tu abandono, mujer maldita...!
¡Ya se curó mi pecho de su amargura...!
¡¡Vete a buscar a otro con tu falsía...!!

 

© Antonio Pardal Rivas

 Compartir 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER