A LA MUJER

 

 

 

 

 

 

La esencia del amor que representas,
marcha unida al valor de tu ternura,
que acentuan tus dones de dulzura,
sublimando las actos que tu alientas.

Muchos años, del hombre, fuiste esclava,
soportando en tu dulce corazón,
la pena de una abyecta sinrazón
que con saña y vesania te trataba.

Mas un día cortaste las cadenas
que presas retenian tu libertad
con llaves seculares de malicia.

Y por fin conseguiste, mujer buena,
alcanzar el derecho a la igualdad,

venciendo tantos siglos de injusticia.

© Antonio Pardal Rivas.

8 de marzo de 2.005. Día de la mujer

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER