ABANDONO

 

 

 

 

 


Esta noche estoy muy triste.
Miro a la luna en el cielo,
recuerdo cuando te fuiste
y siento un terrible anhelo.

He llorado muchas veces
recordando tu dulzura,
pues mi viejo corazón
aún te ama con ternura...

¿Por qué te fuiste de casa?
¿Por qué causa te marchaste?
Yo te amaba ciegamente
el día que me dejaste.

Solo abrazaba tu cuerpo...
Solo besaba tu boca...
Solo miraba tus ojos...
No existía ninguna otra...

¡Han pasado tantas cosas!
¡He vertido tanto llanto,
que la vida se me escapa,
con mi triste desencanto...!

¿Por qué me robaste el cielo?
¿Por qué se acabó tu amor,
dejándome abandonado
inmerso en tan gran dolor?

Esta noche estoy llorando
bajo la luz de la luna,
al recordar tu mirada
hermosa como ninguna...

Al final de mi existencia
sigo aún sin comprender
por qué me abriste esta herida.
¿Por qué lo hiciste mujer...?

¡Con lo que yo te quería...!
¡No soporto la tristeza
de recordar que hubo un día
que gocé de tu belleza....!

Pero te amo de tal forma,
que a pesar de tu abandono,
y llorando como un niño...
mi vida...yo te perdono...

© Antonio Pardal Rivas

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER