CANTABA

 

 

 

 

 

 

 

Cantaba su canción de terciopelo
recuerdo de un ayer que se escapaba
envuelto en los amores que añoraba
de un tiempo remembrado con anhel
o.

Cantaba melodías a aquel cielo
que triste y dulcemente lo miraba
paciente y ofreciéndole su aldaba
cual llave de dulcísimo consuelo.

Cantábale su vida y sus pesares,
nacidos del dolor y la locura
reflejos del color de sus cantares.

Cantábale su amor y su ternura
con lágrimas cual olas de los mares,
hundidas en un pozo de amargura...

© Antonio Pardal Rivas

1-2-09

Compartir

 

 































 

 

 

 

 

 

 


VOLVER