SEPTIEMBRE

 

 

 

 

 

 


 

En un septiembre de nostalgia pleno,
cuando un verano más se pierde ajado,
me invade la añoranza. Y ya cansado,
el pecho me rebosa, aunque sereno,

pensando en los amigos que mi seno
aún guarda con recuerdo abroquelado.
Son sombras relucientes de un pasado
que gira en mi redor con desenfreno.

¡Son tantas las personas que en mi vida
me dieron su amistad y sentimiento
dejándome su marcha el alma herida!

¡Tan cruel fue su callado alejamiento,
ignara la razón de la partida,
que llega a hacer llorar al firmamento!

 

© Antonio Pardal Rivas

03-09-08

Compartir

 





























 


VOLVER