EL SUR

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué saben esas personas como es mi Andalucía?
No pueden soñar siquiera, de mi tierra su hermosura.
Desde sus campos helados, carentes de luz del día,
¿Como pueden comprender de mis pueblos la blancura.?.

¿De que modo adivinar la claridad de su luz,
si ellos se pasan la vida entre nieblas y entre brumas.?
¿Como saber el color del bello mar andaluz,
si no han visto tan siquiera, el brillo de sus espumas.?

Siento pena y gran tristeza al comprobar la ignorancia
de personas que no han visto, de mi patria su belleza,
y la tratan con desprecio y demuestran su arrogancia,
olvidando que de España, fue orgullo por su nobleza.

¿Que mi tierra es la región más atrasada de España?
¿Quien, en su gran ignorancia, tal disparate pensó.?
¿Como puede hablar así, creyendose tal patraña?
¿Pero no se ha dado cuenta, que aquí el cielo se alojó.?

¿Que aquí se trabaja poco.? Preguntale al jornalero.
Pregunta, amigo, pregunta, cuanto suda por su frente
el que canta martinetes en su trabajo de herrero.
Pregúntale, amigo mío, cuanto trabaja esa gente.

No desprecies a mi pueblo, con semejante dislate,
mira sus manos callosas, mira su cuerpo arrugado,
por favor, yo te lo ruego, ¡No digas tal disparate!.
Que el andaluz se destaca, por laborioso y honrado.

Y si le gusta la fiesta, el bullicio y la jarana,
es porque lleva en las venas sangre de varias culturas,
de Castilla, Cataluña, y una gota musulmana,
lo que imprime a su carcater sus proverbiales hechuras.

¡Nunca te olvides del sur, hermano de verdes valles!
Si no lo conoces, ven, que es una tierra amistosa.
Y estoy seguro que al ver, todos sus bellos detalles,
cambiarán tus sentimientos, hacia Al'Andalus... la hermosa.

 

© Antonio Pardal Rivas.

Compartir 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER