HORTENSIA

 

 

 

 

 

 

Quisiera ser acebo silvestre de mi sierra
o adelfa engalanada de blanquísimas flores,
inmerso en las hortensias de tus dulces amores
sintiéndo la semilla que tu cuerpo soterra.

Quisiera ser el tallo que a tu tronco se aferra
gozando la ternura de abrazos seductores
plagados de los trinos de dulces ruiseñores,
libantes del panal que tu belleza encierra.

Quisiera degustar la savia de tu boca
forjada en entresijos de amores compartidos
envueltos en raíces de pasión construídos.

Quisiera nos cubriese una celeste toca
que al amor que nos une, lo proteja del daño,
resguardándolo siempre del mal y del engaño.



© Antonio Pardal Rivas

10-05-08

Compartir




































VOLVER