CAMBIO CLIMÁTICO

 

 

 

 

 

 


Tristeza de un ayer. ¡Oh, remembranza
de antiguas primaveras ya pasadas,
guardadas en el alma y engarzadas
en bellos alamares de añoranza!

¡Nostalgia de unos tiempos de bonanza
nacidos de hechiceras alboradas
con luces de futuro decoradas,
veneros de ilusión y de esperanza!

En esta turbulenta primavera,
carente del trinar de ruiseñores
que mueren al morir la biosfera,

recuerdo aquel ayer, cuando las flores
cubrían de colores la pradera,
anuncio de perdidos esplendores
.



© Antonio Pardal Rivas
10-04-08

Compartir
































VOLVER