ÁNGELES HUMANOS -alejandrino-

 

 

 

 

 

 

 

Ya llega a tu regazo un halo interminable
de ternura infinita, lo mejor del humano.
Su más pura inocencia, su canto más lozano
ensalzando tu gloria que brilla insuperable.

Es la esencia más pura de un amor entrañable
que nunca pudo odiar y eleva a Ti su mano
buscando la caricia de un resplandor lejano
que sane la tristeza de un mal insoportable.

Es columna infinita, cantando con euforia,
la que busca el reposo de tu perenne Amor
llegando a tu regazo de inmarcesible gloria.

Son millones de almas, cargadas de candor,
que en el claustro materno, de forma perentoria,
fueron restituídas a Ti, Sumo Hacedor.

 

© Antonio Pardal Rivas

18-12-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER