AZUCENA

 

 

 

 

 

 



¿Acaso la azucena es menos bella
oculta en el rincón de un erial?
¿Si vive humildemente en albañal,
es fea una bellísima doncella?

¿Quizás el agridulce de grosella
se esfuma despreciando tal frutal...?
No creo que ignorando un madrigal
se borre la ternura de su huella...

Reluce sobre vanos eufemismos
que cándidos reprochan sus carencias
de aromas, armonías y lirismos.

Bellezas con modestas apariencias,
valores son que brillan por sí mismos,
ajenos ante extrañas ingerencias.


© Antonio Pardal Rivas

14-11-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER