CÉFIRO -heroico-

 

 

 

 

 

 

 


 

Llegó transido el céfiro a la playa
cansado de seguir su singladura,
dichoso de arribar a la hermosura
de pinos, arenales y rocalla.

El viaje comenzó en la tierra maya,
partida de la más grande aventura,
sabiendo que al final de su andadura
daríanle en Hispania honrosa gaya.

Primero fue cruzando de contrario
el lóbrego dominio del atlante,
luchando contra el más grande adversario:
el viento tan temido de levante.

Siguió este tenebroso itinerario
y al fin besó a la madre tan distante.

© Antonio Pardal Rivas
06-08-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER