AZABACHE - heroico -

 

 

 

 

 

 

 

 

Me gusta su melena de azabache
y el tono de su piel azabachado
unidos a ese tenue sonrosado
que tienen sus dos labios de guirlache.

Y para que mi vista no se empache
de ver ese moreno arrebatado,
oculta en lo profundo el más nevado
jardín, allá escondido en tierno bache.

Es albo, cual la nieve de la sierra,
y a veces se le cuaja de amapolas
nacidas en la entraña de su tierra.

Protégelo del sol y de las olas
un tanga diminuto que lo encierra
rodeado de azabache, blanco a solas

© Antonio Pardal Rivas

26-06-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER