MARGARITA

 

 

 

 

 

 

 

 


No puedo compararte con la rosa
pletórica de aroma embriagador
que todos imaginan que es la flor
más bella y de colores más hermosa.

Parece en la distancia candorosa,
mas vive sobre un tálamo traidor
que mata con sus púas el amor
de forma traicionera y alevosa.

Jamás con tu conducta me has dañado
y humilde en tu bondad tan infinita
ternura, paz y amor me has entregado.

Semejas una flor aún más bonita,
con pétalos de amor ilusionado.
Pareces un tierna margarita.

© Antonio Pardal Rivas

20-05-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER