TARIFA

 

 

 

 

 

 

 

¡Alegres de Tarifa las mañanas
surcadas por los céfiros alados
nacidos en cantales ayodados,
que besan suavemente tus ventanas!

¡Alegres las hermosas filigranas
que esconden tras tus mares azulados
espejos y celajes plateados,
que guardan las montañas africanas!

¡Es tanta la alegría que se siente
oculta en la belleza de tus pinos,
que el cielo se vislumbra y se presiente!

¡Ay playas de arenales blanquecinos
bañados por tu sol en el naciente
albor de tornasoles matutinos!.




© Antonio Pardal Rivas

02-04-07

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER