CANSANCIO

 

 

 

 

 

La larga madurez que hoy atravieso
es tunel que me llena de amargura
pues puedo contemplar la noche oscura
de un sándalo de amor en su deceso.

Con suma lucidez me siento preso
en una maldición y vil conjura
que arranca de mi pecho la ternura
cansada de habitar junto al avieso.

Hoy siento gran tristeza, conmovido
de ver periclitar unos valores
que impávidos los hombres han perdido.

Llagado por agraces sinsabores,
camino hacia el final, sobrecogido
de ver como destruyen a mis flores.


© Antonio Pardal Rivas

14-marzo-2007

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER