LOCURA DE AMOR

 

 

 

 

 

Dulce ángel de amor, llamada Juana,
que amaste con locura al más hermoso
príncipe borgoñés, al que tu esposo
hiciste con fervor de soberana.

Fuiste hermosa doncella castellana
hija de un gobernante tan capcioso,
que ansioso de poder, el alevoso,
envenenó a Felipe una mañana.

Y corrieron por todas las Castillas
que el óbito del tierno enamorado
te sumió eternamente en la locura.

Más loco fue tu padre. En Tordesillas
te apresó muchos años, aferrado
a un gobierno ganado en vil conjura.

Hoy reposan tus restos en Granada.
Flanqueada por tu padre, el alevoso,
y Felipe, tu amado, el más Hermoso...


© Antonio Pardal Rivas

10-02-07

Compartir


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER