SENSACIONES

 

 

 

 

 

Hastiado de llorar estoy cruzando
mil páramos. Un eco que me aterra
espárcese a lo largo de la tierra
y lento la ilusión me va robando.

Asciendo hasta las cumbres caminando
en busca de la paz. Mas en la sierra
me cubre la impresión de que alguien yerra
al ver a la rapaz merodeando.

Secóse ya la adelfa en la ribera.
La alondra abandonó su bello trino
y el cesped no enverdece la pradera.

La tierra se recubre por espino
que clávase en la carne. Y reverbera
el aullido del lobo en el camino.


© Antonio Pardal Rivas

18-01-07

Compartir


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER