AMÉRICA

 

 

 

 

 

El viejo mar que unía a las Españas
hoy quedó reducido a un misterioso
lazo de unión, latente y orgulloso
que alberga entre sus aguas mil hazañas.

Y ligados por lanzas que son cañas
nos une en internet este coloso,
que otra vez nos acerca clamoroso
al socaire de sangres nunca extrañas.

Son hermanos de México, Argentina,
Venezuela, Perú, Colombia, Cuba,
y hasta veinte vergeles de belleza,

forjados con la hermosa prez latina,
que Colón les llevó bajo la aljuba
cubierto por Hispania y su nobleza.


© Antonio Pardal Rivas.

25-12-06

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER