GORRIÓN. En gaita gallega.

Rima asonante

 

 

 

 

 

Oh, gorrioncillo que, humilde, gorjeas
en la enramada del arbol más alto,
cuida tu vida del bravo milano
mientras cantando los campos alegras.

Es que quizás tu bondad no comprenda
que existen seres que escuchan tu canto
y que te acechan, lejanos y altos,
mientras celebras tu dicha con ella.

Guarda silencio si observas que miran
hacia el ramal donde te hallas a gusto
y vete pronto al zarzal más tupido.

Y desde él, si ya ves que te olvidan,
sigue entonando tus bellos arrullos
para la amada a quien lanzas tus trinos.

 

© Antonio Pardal Rivas

27-noviembre-2006

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER