BESOS

 

 

 

 

 

Labios que encuentran la fe en otros labios
en las etapas del largo camino
que el hombre cruza como un peregrino
dejando atrás sus recuerdos y agravios.

¡Cuanto silencio se esconde en los sabios
pasos que marcan su pobre destino,
mientras procura, con paso cansino,
guardar ocultos pasados resabios!

Mas otros labios le dan su calor
y con sus besos le borran las penas
que le acompañan cual grávidas cargas.

Labios que unidos se colman de amor
hasta dejar a las almas serenas
sin recordar andaduras amargas

© Antonio Pardal Rivas

20-noviembre-2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER