DESPERTAR

 

 

 

 

 

SONETO EN GAITA GALLEGA

Es el misterio que siempre acompaña
al resurgir de una vida que inquieta,
cuando me enreda en su red esa araña
que al corazón atenaza y aprieta.

Es la amargura que entonces me engaña
con la impostura y la fe del asceta,
siempre pensando en la horrenda guadaña
que oculta aguarda, callada y discreta.

Es alegría y fervor el que siento,
cuando compruebo que tengo otro día
para impregnarme de sol y de viento.

Es desespero, dolor y agonía,
lo que de horror sobrecoge mi aliento,
al confirmar que aquí estoy todavía.

© Antonio Pardal Rivas

31-octubre.2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER