EL SONETO

 

 

 

 

 

El soneto es del cielo la amalgama
de una inmensa y hermosa sinfonía,
que resuena con tierna melodía
en el alma de aquel que llora y ama.

El soneto es tragedia albor y drama.
Es congoja injerida en la agonía,
del que sufre, fulgente, cada día
la dulce quemazón de oculta llama.

El soneto no admite lo perverso.
Es espejo que muestra la belleza
reflejada en la más bella canción

que entona el Hacedor del Universo,
mostrando a los humanos la grandeza
de su eterna y gloriosa Creación.

 

© Antonio Pardal Rivas

Octubre.2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER