¿AMISTAD?

 

 

 

 

 


Mil veces abrí mi pecho
a quien no lo merecía,
y otras mil lo hubiese hecho
creyendo que me quería.

Y ahora me encuentro buscando,
como un pobre desdichado,
a esa mano que no existe,
a ese amigo tan ansiado...

Amistad ¿Donde te escondes?,
¿Donde estás, querida hermana?
¡Yo te quiero regalar,
el afecto de mis canas...!

¡Ay, amistad pregonada
a cuatro vientos un día,
que yo, inocente, aceptaba,
sin sospechar que mentía!

¡Borrad, borrad del idioma
esa dichosa palabra,
que se marchitó su aroma
y ahora la siento macabra!

¡Eliminad los cantares
al amigo verdadero,
pues hay muy pocos que son
leales, nobles y sinceros!

Mi ilusión ya se ha acabado...
Han matado la belleza...
Ahora soy un ser humano
que está lleno de tristeza...



© Antonio Pardal Rivas

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER