VERANO

 

 

 

 

 

Me gusta el verano.
Me encanta bañarme en las aguas templadas
que besan las playas de mi Andalucía.

Disfruto gozando del sol en la arena
dorada y suave de la patria mía,
mientras diviso, mirando a lo lejos,
flamear los veleros que surcan airosos,
la hermosa bahía.

Me gusta sentarme en oculto roquero,
cuando el sol abrasa de forma bravía,
echado a la sombra de un gran piñonero,
gozando el resguardo de su fresca umbría.

Pero, sin dudarlo, lo que más me agrada
y me vuelve loco de felicidad,
es verla bañarse cual bella sirena,
mecida, suave, por las mansas olas,

mostrando su cuerpo de diosa pagana,
cual bello reflejo de hermosa deidad...
Juncal, cimbreante, con su piel morena,
como un dulce atisbo de la eternidad...

© Antonio Pardal Rivas

Julio, 2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER