¡LA MÁS GRANDE...!

 

 

 

 

 

Murió el pájaro canoro.
Su gorjeo también murió.
Y la flor de sus canciones
igualmente, se secó.

Andalucía llora y llora.
Andalucía está llorando.
Que ya tan solo en el cielo
se escucharán sus fandangos.

Y hasta el rumor de las olas
de las playas de su mar,
gime por la bella rosa
que no volverá a cantar.

Murió el pájaro canoro...
Su cante también murió...
Y las estirpes de Hispania,
también lloran, con dolor...

© Antonio Pardal Rivas

Junio de 2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER