MI JARDÍN

 

 

 

 

 

 

Yo tenía un bello jardín
plagado de hermosas flores,
que al mostrarme sus colores
me hacían sentir muy feliz.

Mas, mal haya, el huracán
que lo atacó con gran saña
y con su horrible guadaña
me arrancó hasta el tulipán.

Mi jardín ahora está triste
pues mataron su belleza...
Y me pregunto asolado...

Huracán, ¿Por qué viniste
causándome tal tristeza
con mi jardín destrozado...?

© Antonio Pardal Rivas

Marzo, 2006

Compartir  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER