Y... NUNCA PUDE COLOCARLE TÍTULO

 

 

 

Alguna vez, algún día en el Palacio de la Injusticia
ante un juez, fiscal, abogados y un jurado...

(Y... Nunca pude colocarle título... Ni rostro...)

De escarnios es la vida
con golpes de silencios y desdenes,
dolores que marchitan a los genes,
viviendo entre barrotes y de contrapartida.

Dizque para tener otra alma corregida.
¡Si...! Lo hiciste y pecaste por los nenes.
¡Si hurtaste fue por hambre! ¡No te apenes!
¡Eres la bendecida!

Pediste con tus ruegos pordioseros,
lloraste, le extendiste en blanca y bella mano
la vergüenza llana, con baberos,
pañales y sonaja. ¡Al maldito "gusano",
miserable y sin madre en sus chiqueros!
Que se pinta sensible, cuando es... ¡Un vil humano!

(y la ira me invade al verte enferma...)

Es que esta ira me brota por mis fueros,
para ese desgraciado... ¡Mal nacido!
¡Colgarlo del cogote sin boleros!
Tras regalarle el previo merecido

destos¹ puños cerrados y cancheros.
Si te lo digo en versos no es soplido,
es decirlo con alma de ajiceros,
es porque a la mujer con apellido,

siempre hay que respetarla. ¡Sin maltratos!
¡Noticias con verdad! ¡Asesinatos!
¡Pudo ser vuestra madre! ¡Vuestra hermana!
¡Tu hija! ¿Quien? Nadie sabe... ¡Que macana!

¡Perdona mi exabrupto! ¡Madre presa!,
¡Mujer en sombra oscura! ¡Estoy contigo!
Traigo en mi inspiración. ¡Una promesa!
De escribirte por siempre... como amigo...

Juan José
©Derechos Reservados del autor®


PERÚ - TIERRA DE INCAS, ¡DONDE SERÁS SIEMPRE [email protected]!

¹ destos = deste, ta, to. (contracc. desus. De este. según DRAE)

Post Escriptum
Dedicado a todas las mujeres que viven
aún labrando una cárcel en la vida, cumpliendo
una innecesaria condena entre barrotes de silencios...
y a todas esas mujeres víctimas de la indolencia
y el salvajismo de los de mi género... Mal nacidos...

¡Despierten y abran sus ojos! ¡Nunca lo permitáis!
Siempre hay una luz al fondo, caminen hacia ella, sin mirar atrás...
aunque sientan que me esten masticando las fauces de aquellos...


Juan José
9-julio-2008

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER